Calle 52A No. 85A-62, Bogotá - Colombia
+571 7033634
+571 3063509

¿Cómo canalizar la revolución de la IA en la cadena de suministro?

En los últimos años, la gestión de las cadenas de suministro se ha vuelto mucho más difícil. Los flujos físicos más largos y cada vez más interconectados reflejan la creciente complejidad de los portafolios de productos. La inestabilidad del mercado, exacerbada por la pandemia de Covid-19, ha aumentado la necesidad de agilidad y flexibilidad. Y la mayor atención al impacto medioambiental de las cadenas de suministro está provocando la regionalización y la optimización de los flujos. Como resultado, las empresas y las partes interesadas se han centrado más en la resiliencia de la cadena de suministro, indica un artículo de McKinsey & Company.

Se espera que las soluciones de gestión de la cadena de suministro basadas en la inteligencia artificial (IA) sean instrumentos potentes para ayudar a las organizaciones a afrontar estos retos. Un enfoque integrado de principio a fin puede abordar las oportunidades y limitaciones de todas las funciones empresariales, desde las compras hasta las ventas. La capacidad de la IA para analizar enormes volúmenes de datos, comprender las relaciones, proporcionar visibilidad en las operaciones y apoyar una mejor toma de decisiones hace que la IA sea un potencial cambio de juego.

Sin embargo, sacar el máximo provecho de estas soluciones no es simplemente una cuestión de tecnología; las empresas deben tomar medidas organizativas para asimilar todo el valor de la IA.

Tamaño no es el único factor

Aumentar la relevancia y el tamaño de los equipos de la cadena de suministro o de la planificación empresarial no es suficiente para lograr un mejor rendimiento. Las empresas deben afrontar varios retos adicionales:

Predecir la demanda en múltiples segmentos de productos y zonas geográficas.
Identificar dinámicamente las compensaciones con cientos o miles de variables. interconectadas e innumerables restricciones técnicas.
integrar soluciones de IA (como la optimización del procesamiento, el mantenimiento predictivo o la calidad de los datos maestros) para gestionar la cadena de valor más amplia.
Garantizar que los planes se ejecuten y puedan adaptarse a los efectos de la variabilidad (como las crisis de la demanda, las detenciones de producción y las interrupciones del transporte) en el momento oportuno.

IA: Una solución disponible

La buena noticia es que las soluciones basadas en la IA están disponibles y son accesibles para ayudar a las empresas a alcanzar un rendimiento de nivel superior en la gestión de la cadena de suministro. Las soluciones incluyen modelos de previsión de la demanda, transparencia de extremo a extremo, planificación empresarial integrada, optimización de la planificación dinámica y automatización del flujo físico, todo ello basado en modelos de predicción y análisis de correlación para comprender mejor las causas y los efectos en las cadenas de suministro.

La transformación de una cadena de suministro es una empresa ambiciosa, y las empresas deben ser plenamente conscientes de los desafíos. Sin embargo, los beneficios potenciales son significativos: las empresas que sean capaces de gestionar cuatro áreas específicas en tándem estarán en condiciones de lograr una visibilidad mucho mayor y una mejor toma de decisiones, todo ello impulsado por la IA. Las áreas referidas son:

Identificación, estrategia y hoja de ruta para la creación de valor: Como primer paso, las empresas deben identificar y priorizar todos los focos de creación de valor en todas las funciones, desde las compras y la fabricación hasta la logística y, en última instancia, la comercial. En ese plano, definir claramente una estrategia de cadena de suministro digital ayuda a respaldar la estrategia comercial de la empresa y garantiza una mejor alineación con su programa digital.
Además, una evaluación agnóstica de la solución les permitirá identificar el rediseño de procesos, los cambios organizativos y las capacidades necesarias para impulsar el rendimiento, así como crear una hoja de ruta estratégica.

  1. Diseño de la solución objetivo y selección del proveedor: El diseño de la solución y la selección del proveedor pueden ayudar a respaldar la estrategia de la cadena de suministro digital. A menudo, el mejor enfoque es una combinación de diferentes soluciones de diferentes proveedores, implementadas por diferentes integradores de sistemas. Las empresas que seleccionan un conjunto de soluciones deben hacer de la integración una prioridad absoluta.
  2. Implementación e integración de sistemas: Las empresas deben adoptar un enfoque holístico de la implementación e integración de sistemas. Al optimizar el valor de extremo a extremo, las empresas pueden implantar soluciones que aporten valor a corto plazo y sean más sostenibles a largo plazo.
  3. Gestión del cambio, creación de capacidades y obtención del valor total: Incluso mientras se centran en las soluciones tecnológicas, las empresas deben atender a elementos de apoyo vitales, como la organización, la gestión del cambio y la creación de capacidades.

Para garantizar la adopción de nuevas soluciones, las empresas deben invertir en la gestión del cambio y la creación de capacidades. Los empleados tendrán que adoptar nuevas formas de trabajo, y se requiere un esfuerzo coordinado para educar a la fuerza de trabajo sobre el porqué de los cambios, así como incentivos para reforzar los comportamientos deseados.

Por MundoMarítimo

Leave a reply